El Cerro de San Pedro

El Cerro de San Pedro

Salir a caminar al monte, subir hasta la cima para ver el paisaje nos gusta tanto como montar en bici y ¿por qué no combinar nuestras dos grandes pasiones?. Salimos de casa en nuestras monturas viajeras que siempre están preparadas para largos recorridos y nos dirijimos hacia el carril bici que llega hasta Soto del Real. Rodando por el Paseo de la Castellana nos encontramos con un músico que tenía una actuación en uno de los hoteles que pueblan esta gran avenida madrileña, que acudía a su trabajo ese domingo por la mañana, en una cómoda bici plegable. Después de contarnos mutuamente nuestros planes y despedirnos amigablemente continuamos camino hasta llegar al comienzo del carril y desde allí, raudos, hasta Colmenar, donde abandonamos el recorrido señalizado para bicicletas y salimos a la carretera de San Agustín de Guadalix que nos lleva directos hasta la caseta que se encuentra en el solitario Cerro de San Pedro. Tras dejar nuestras bicis a buen resguardo, comenzamos la ascención a este estupendo mirador. Un bocado en la cumbre y unas cuantas fotos  y emprendimos el descenso. Charlando íbamos cuando encontramos un lagarto Ocelado, realmente impresionante verlo bien de cerca y nos aguantó unas cuantas fotos y todo. Y vuelta a casa por donde habíamos venido. Un día completo.

Comments are closed.